EN BUSCA DEL COLOR

EN BUSCA DEL COLOR

18, 19 y 20 de octubre del 2013

En esta exposición participaron:

ALBERTO RUIZ
ANA MARÍA ARRANZ
ANA MIRALLES
ÀNGELS BIARGE
ANNA HERNÁNDEZ
ARIADNA PONS
CONXITA BALCELLS
DAVID CASALLACHS
DIANA FUENTES
ELENA EMMA ROBREDO
ELENA GARRETA
EMMA R. BALSELLS

ESTEBAN ARAUZO
ESTHER MAS
EUGENIA ALEEVA
EULÀLIA CASTELLÓ
FEDERICO FÁBREGAS
GREGORIO ALBACAR
IRINA ROYO
ISRAEL ADÁN
JANE BROWN
JORDI VELA
JOSE MANUEL SÁNCHEZ
JOSEP MARÍA CATALÁN
JULIA MONTEIS
LOURDES GARRETA
LOURDES PADRÓS
MANOLO LÓPEZ
M. CARMEN SOLÉ
MARÍA JOSÉ GAYÀ
MARINELDA TOAPANTA
MARTA GÓMEZ
MERCÈ BOFILL
MERCÈ CAMPOS
MIRIAM SIERRA
MONTSERRAT PADRÓS
MONTSERRAT PLANS
MONTSERRAT RIERA
OLGA VÁZQUEZ
PAQUI POZA
PATRICIA DIZ
RICARDO PORTERO
SANDRA ARTOLA
SHEILA GIMÉNEZ
SONIA RODRÍGUEZ
SUSANA DIZ
YANG SOON

Los trabajos que componen esta exposición forman parte de la investigación hecha entre profesores y alumnos sobre la utilización del color como herramienta expresiva.

En los primeros ejercicios se partió de fotografías en blanco y negro y se investigaron diferentes armonías o combinaciones de colores hasta encontrar el resultado más adecuado.

Algunas de las reglas que se tuvieron en cuenta:

No existen colores feos, sólo hay combinaciones inapropiadas o inarmónicas

Como en la música, los distintos elementos de una pintura constituyen una armonía. Esta armonía puede ser ligera, dulce, suave, triste o alegre, pero también puede ser intensa, violenta, excitante o estridente.
Aún así es una armonía, y un color inadecuado, como una nota inadecuada, puede desafinar o desentonar y arruinar el resultado de una obra.

Los colores se pueden imaginar, pero hay que experimentarlos.

Muchas veces el más precioso color rojo de mi imaginación desentona en el momento de aplicarlo a mi obra, o la hermosa combinación de colores que anida en mis pensamientos resulta espantosa una vez volcada en mi papel o lienzo.

Los colores pesan.

Un color tiene un peso determinado dentro de una obra, y puede hacer que esta obra pierda el equilibrio, creando un problema de composición. Un pequeño sector azul puede equilibrar un gran sector amarillo o viceversa. Una pequeña mancha roja, puede anclar una gran superficie de azul.

Las sombras de un objeto tienen un color y no son simplemente el mismo color más oscuro.

Una vez practicadas las distintas armonías de color, se han discutido en clase entre todos, y hasta se han votado, para que el autor tuviera en cuenta (o no) la opinión de sus compañeros y profesores.
Con esta experiencia los alumnos salieron al exterior, para cambiar de color la realidad. Los árboles ya no fueron verdes, si para nuestra armonía iba mejor el morado, los nenúfares se transformaron en azules o en gris violeta, el agua del estanque se volvió amarilla, y el cielo, magenta y verde.
Más adelante, con alumnos más familiarizados con el uso del color, los ejercicios se basaron en encontrar los colores exactos. Como músicos expertos que reconocen una nota con sólo oírla, los alumnos debieron reconocer cuánto de azul tiene ese amarillo, porqué ese rojo parece tener un matiz violeta, cómo es que ese color negro en realidad no es negro.
El color es una herramienta para un creador. Pintores, diseñadores, arquitectos, tatuadores, maquilladores, escenógrafos, diseñadores de moda, escaparatistas, todos lo utilizan pero no todos tienen la profundidad de conocimiento que permite que el artista decida sobre el color, y no que se ejecute de una forma aleatoria, confiando en el instinto algunas veces, y en la suerte, la mayoría.
No queremos decir con esto que el simple conocimiento de las reglas del uso del color nos transforme en artistas, pero así como una persona histriónica se transforma en un buen actor, una persona con buena voz se transforma en un cantante, una persona con un buen físico se transforma en un deportista, en las artes plásticas también es necesario para crecer, ayudarse de las investigaciones y de las experiencias de quienes nos precedieron.
El conocimiento nunca hace daño, en todo caso enriquece nuestras cualidades naturales.

Es imposible amar algo ni odiar algo, sin empezar por conocerlo.
 Leonardo Da Vinci (Apuntes o Carnets de Leonardo da Vinci, entre los años 1500-1510)
Es la intención de El Visor, que esta exposición dé pie a un proyecto de taller para todos los que quieran adentrarse en el maravilloso mundo del color.

Ese taller imaginado, esperamos que para un futuro no muy lejano, se llamará, por supuesto “En busca del color”

Cadáver Exquisito

Quienes hayan pasado por el taller o hayan visitado alguna vez alguna exposición de El Visor, sabrán que uno de los trabajos que nos caracteriza es el Cadáver Exquisito.
Este trabajo es la demostración de que cualquier persona puede dibujar y pintar correctamente si no sabe de qué se trata lo que está dibujando o pintando.
Cada participante tiene un trozo de fotografía, en general irreconocible o al menos, difícil de comprender en su totalidad.
El alumno sólo tiene que interpretar las formas, las sombras, los espacios, las manchas, sin preguntarse qué es lo que está haciendo.
Cuando unimos todos los trozos de todos los participantes comprendemos que se trata de una totalidad, en general bastante compleja, que han realizado entre todos. Cada vez que cambiamos de técnica, el alumno ejecuta un trozo de Cadáver Exquisito, para familiarizarse con el nuevo material. En general el alumno lo hace despreocupadamente, ya que no entiende lo que es, y esta despreocupación es la que hace que trabaje mejor la técnica.
Hay Cadáveres Exquisitos en lápiz, en carboncillo, en carbón prensado y creta blanca, en cretas sanguinas, sepia, blanca y negra, en lápices de color, y, como en este caso, para preparar a los alumnos a esta nueva técnica, la pintura, en gouache de color.
Cada ejecutante elige su armonía de color sin preocuparse y sin saber qué armonías utilizarán sus compañeros.
Si las formas y la intensidad de luz y sombras son las correctas, el trabajo final parecerá hecho por una sola persona aunque tenga diferentes zonas de colores.
POTEMKIN

FOTOGRAMA DE LA PELÍCULA “EL ACORAZADO POTEMKIN” DE SERGUÉI M. EISENSTEIN

AutoresSHEILA GIMÉNEZ · CONXITA BALCELLS · ELENA GARRETA · ESTHER MAS · PAQUI POZA · MARINELDA TOAPANTA · YANG SOON · ESTEBAN ARAUZO · PATRICIA DIZ

El trabajo a partir de la fotografía

Transformar el blanco y negro en color

Las fotografías que se usaron de modelo para estos trabajos son en blanco y negro. Luego de ampliar la escala de la foto en un dibujo a lápiz minucioso con las formas de los vacíos, las formas de las luces y las sombras y los detalles más importantes, es el momento de decidir sobre los colores de la obra. En una serie de dibujos iguales al original pero más pequeños, se harán las pruebas de color que permitirán tomar las decisiones al respecto.
El alumno eligió un color para comenzar, por ejemplo el color del fondo, y con la ayuda del profesor buscó todas las variantes y posibilidades de colores que podía armonizar con ese fondo.

Una vez conseguido un número importante de variantes, se analizan los resultados entre toda la clase, y en la mayoría de los casos se efectúa una votación para decidir cuáles son las combinaciones o armonías favoritas. No siempre el alumno está de acuerdo con la mayoría, y por supuesto es el autor el que tiene la última palabra, pero la discusión, las opiniones, el observar y el decidir forman parte del aprendizaje no sólo del autor del trabajo, sino de toda la clase.

El segundo paso es transformar todas las tonalidades de grises en los distintos tonos de color, respetar los contrastes, y en algunos casos también las texturas.

EN BUSCA DEL COLOR

Éstos son los primeros ejercicios en color y con pincel y pintura de nuestro programa, a veces compartiendo este lugar con experiencias con lápices de colores y acuarelas.
La pintura usada, el gouache o témpera y el soporte elegido (papel) tienen también la intención de demostrar que no hace falta una gran parafernalia para pintar. La mayoría de estos trabajos fueron realizados con cuatro tubos de pintura, algunos con seis.
El alumno descubre que sólo con los tres colores primarios y el color blanco, puede conseguir una gama infinita de colores y matices.
Los primeros pasos para descubrir la “cocina” del color.

Todos los colores son los amigos de sus vecinos y los amantes de sus opuestos.
Marc Chagall
Descubrí que podía decir cosas con los colores que no podía decir de ninguna otra manera, cosas para las que no tenía palabras.
Georgia O’Keeffe
Los colores son el sufrimiento y la alegría de la luz.
Goethe
En música el azul claro es como una flauta, y el azul oscuro es como un violoncelo. El azul todavía más oscuro es como un estruendoso contrabajo y el más oscuro de todos un órgano.
Wassily Kandinsky
Tal como ocurre con los sonidos en música, en el color la disonancia es tan deseable como la consonancia.
Josef Albers, La interacción del color
El color es en general un medio para ejercer una influencia directa sobre el alma. El ojo es el martillo templador. El alma es un piano con muchas cuerdas. El artista es la mano que, mediante una tecla determinada, hace vibrar el alma humana.
Wassily Kandinski
El color es en general un medio para ejercer una influencia directa sobre el alma. El ojo es el martillo templador. El alma es un piano con muchas cuerdas. El artista es la mano que, mediante una tecla determinada, hace vibrar el alma humana.Wassily Kandinski
Trato de aplicar colores como las palabras que dan forma a los poemas, como las notas que dan forma a la música.
Miró

La Escuela de Barbizon

Antes de que Van Gogh pintara sus trigales, sus cipreses y sus olivos en Arles o Saint-Rémy, antes de que Cézanne pintara las mil variantes de la montaña de Sainte-Victoire, y Monet intentara atrapar los sucesivos cambios del color de la luz en su lago de nenúfares, y de que los impresionistas dejaran en la historia del arte sus rítmicas y coloridas pinceladas y se apropiaran de la Teoría del Color para volcarla en sus obras abriendo la puerta a un nuevo camino expresivo, entre 1830 y 1870, justo antes de la explosión del movimiento impresionista un grupo de pintores abandonaban París, cansados de guerras y revoluciones, y se instalaba en Barbizon, un pequeño pueblo cercano al bosque de Fontainebleau.

Influenciados por las pinturas naturalistas de los ingleses Turner y Constable, decidieron dejar la ciudad, alejarse del progreso e instalarse en medio de la naturaleza para que ésta influyera directamente en su obra.

Sin saberlo quizás, estaban abriendo la puerta para que años más tarde Van Gogh abandonara París y se fuera en busca de “su Japón” al sur de Francia, a Arles, o que Cézanne se escapara de los constantes rechazos de la Academia por su obra refugiándose en Aix en Provence y L’Estaque y transformándose en un ermitaño pintor del paisaje montañoso, o que Gauguin huyera de la civilización a las islas tahitianas en busca de su propio yo salvaje, o que los primeros expresionistas alemanes de Die Brücke (El Puente) formaran una comunidad de pintores y modelos viviendo y creando juntos, desnudos en la naturaleza…

Por lo pronto los pintores de Barbizon, Millet, Corot, Rousseau, Daubigny, Dupré o el pintor de origen español Díaz de la Peña, pintaron, árboles, campos, ríos, pero sobre todo el bosque de Fontainebleau.

EN BUSCA DEL COLOR

 

Inspirado en esta experiencia, nuestros alumnos primero practicaron en clase cómo pintar árboles, follaje, reflejos en el agua. Luego armados de valor, de nuevo utilizando gouaches y papel buscaron algunos de los espacios de naturaleza que quedan en esta ciudad, y sin hacer caso al color real, sólo a la información de luces y sombras, eligieron una armonía de colores para interpretar el paisaje, quizá ellos también, como los pintores de Barbizon, como Van Gogh, como Cézanne, o Gauguin, escapándose por un momento de la ciudad y su constante “progreso”.

No debería sorprendernos que la constancia del color cree problemas para los estudiantes de arte. A los niños se les refuerza continuamente esta constancia con libros para colorear, hojas de lo mismo en la escuela, y las reacciones de los adultos: “colorea verde el árbol, el cielo azul. Haz rojo el coche. ¡Uy, no!, las hojas no son moradas”. Si bien estas estrategias enseñan a los niños los colores culturalmente aceptados de los objetos, estorban la sensibilidad de los exquisitos efectos del color en el entorno e impiden disfrutar del color tal como se registra en la retina
Carolyn M. Bloomer,The Principles of Visual
Cuando pongo verde, no es hierba; cuando pongo azul, no es el cielo

Henri Matisse

El color ha tomado posesión de mí. Ya no necesito ir en pos de él. Sé que ha tomado posesión de mí para siempre. Este es el sentido de la hora feliz, yo y el color somos uno. Soy pintor

Paul Klee

Porque ese cielo azul que todos vemos, ni es cielo, ni es azul. ¡Lástima grande que no sea verdad tanta belleza!

Lupercio Leonardo de Argensola (1569-1613)

La Piel

¿De qué color es la piel de una persona? Ante esta pregunta, la mayoría de la gente dice: Rosa o Naranja si la persona es de tez clara, o bien marrón, si la persona es de piel oscura.
Más allá de que en El Visor todo el mundo sabe que el color marrón no existe, los alumnos que realizaron estos retratos tuvieron que desestructurar ese “conocimiento” similar a que el cielo es azul, los árboles son verdes y marrones y la mitad de una persona es su ombligo.
Para un pintor, el color de la piel de una persona puede partir del color verde, del azul, del violeta, sólo que ese color de base es espacialmente tratado para que coincida con el matiz final de la piel de la persona.
Los retratos elegidos responden a diferentes etnias, pero entre personas de una misma etnia existen miles de diferencias en el color de la piel.
Este ejercicio no sólo desestructura al pintor, también podría cambiar el concepto de raza, porque ¿qué pensaríamos si supiéramos que Hitler tenía quizás la piel morada o violeta, mientras que un niño africano tiene la piel rosa claro?
“Dadme lodo y pintaré la piel de una Venus” dicen que dijo Delacroix. Más allá de la posible leyenda urbana, el color de la piel parte de un color quebrado en general, y un color quebrado, en su definición es un color sucio, es decir, muy cerca del lodo de Delacroix.
La técnica utilizada es acrílico sobre papel.

EN BUSCA DEL COLOR · LA PIEL

Hay solamente dos razas (y ellos no son distinguidos por el color): los que están libres y los que no.

Gerry Spence

Cualquier color que pintas en tu obra es alterado por cada pincelada de color que das en otros lugares.
John Ruskin
No… ni es cielo ni es azul, ni es cierto tu candor, ni al fin tu juventud. Tu compras el carmin y el pote de rubor que tiembla en tus mejillas, y ojeras con verdin para llenar de amor tu mascara de arcilla. Tu, que timida y fatal te arreglas el dolor después de sollozar, sabras como te ame, un día al despertar sin fe ni maquillaje… – Ya lista para el viaje que desciende hasta el color final
Homero Espósito, Maquillaje (Tango)

La realidad vista a través de un microscopio

Las fotografías en las que se basan estos ejercicios están captadas a través de microscopios. Alas de mariposa, hilos, telas, agujas, espinas, todo cambia visto muy de cerca. Pero también temibles y letales enfermedades y virus se transforman en imágenes y composiciones abstractas.
La dificultad esta vez no es sólo conseguir el color exacto, sino también la textura del elemento que sirve como modelo.
En este caso se ha utilizado acrílico sobre papel.
Existe una o muchas realidades más allá de la realidad aparente y cotidiana.
¿Seremos nosotros también manchas de colores, pequeñas briznas retorcidas, insignificantes texturas de una superficie extraña vista desde un universo gigantesco?
LA REALIDAD VISTA A TRAVÉS DEL MICROSCOPIO
La oscuridad es como el silencio. Y el silencio es la madre de los sonidos, como el negro es la madre del color.
John Berger, Te mando este rojo cadmio…

 

 

En los siguientes apartados encontréis información adicional sobre los ejercicios que compusieron esta exposición:
  • LA REALIDAD VISTA A TRAVÉS DEL MICROSCOPIO

    dibujo y pintura, En busca del color

    as fotografías en las que se basan estos ejercicios están captadas a través de microscopios. Alas de mariposa, hilos, telas,...

    detailspreview
  • LA PIEL

    Dibujo y pintura, dibujo y pintura, En busca del color

    LA PIEL ¿De qué color es la piel de una persona? Ante esta pregunta, la mayoría de la gente dice:...

    detailspreview
  • TRANSFORMAR EL BLANCO Y NEGRO EN COLOR

    Dibujo y pintura, dibujo y pintura, En busca del color

    TRANSFORMAR EL BLANCO Y NEGRO EN COLOR EL TRABAJO A PARTIR DE LA FOTOGRAFÍA Las fotografías que se usaron de...

    detailspreview
  • CADÁVERES EXQUISITOS

    Cadáveres exquisitos, Dibujo y pintura, dibujo y pintura, En busca del color

    adáver exquisito es una técnica por medio de la cual se ensamblan colectivamente un conjunto de palabras o imágenes; el...

    detailspreview