SOBRE EL VISOR

Nuestro taller surge del encuentro de dibujantes, pintores, escultores y profesores que compartimos durante años nuestras experiencias artísticas, y ellas nos reunieron con una intención clara: El deseo de enseñar arte.
Con este fin, hemos diseñado una serie de programas que abarcan lo necesario para que una persona sin conocimientos sobre arte pueda, comenzando de cero, adquirir los conocimientos que le permitirán En el futuro, encontrar su propio lenguaje.

Queremos enseñar, queremos aconsejar, queremos guiar, queremos provocar y ayudar a la gestación del artista que puede haber dentro de cada persona
Al mismo tiempo nos dirigimos a las personas que no pretendan ser artistas y buscan simplemente un lugar expresarse y aprender.
Nos adentramos en el conocimiento de la historia del arte como aporte necesario y punto de partida en nuestro camino, ya que consideramos que dibujar, pintar, modelar, no es simplemente un hecho aislado e individual; nosotros para aprender deberemos seguir las huellas que nos dejaron los grandes maestros del arte.
Convocamos a personas que quieran aprender y no gente que busque demostrar lo que sabe.
Convocamos a personas que quieran dejarse llevar por caminos que todavía no han explorado y no a aquellos que no quieran salirse de la línea ya conocida.
Deseamos que la persona que no se atreve a asistir a un Taller de Dibujo, Pintura o Escultura sepa que cuenta con un sitio en donde se le enseñará y no se lo dejará sin el apoyo indispensable frente al primer contacto con un bodegón o a una masa de arcilla.
Deseamos darle calidad a la enseñanza, no queremos gente que venga sólo a pasar el rato.
Queremos personas que disfruten del recorrido, no sólo del resultado.
Queremos personas que sientan placer por el esfuerzo de aprender, por la disciplina de conocer y practicar, por el trabajo de lograr que un dibujo, una pintura o una escultura lleguen lleguen a ser lo que han querido hacer.
Ofrecemos a cambio toda nuestra experiencia, nuestro esfuerzo y conocimientos para ayudarlos a transitar ese camino.
Sabemos que no hay libertad sino hay conocimiento, que sin las armas para desarrollar una actividad artística la creatividad es efímera y se transforma en repetición, en simple imitación o en mera frivolidad.
Esperamos que, durante el aprendizaje, surja el encuentro con el arte, el punto en común entre profesores y alumnos.
Los invitamos a acompañarnos para llevar a cabo esta idea y compartir este sueño.